• SÍGUENOS:

21 de febrero de 2020

Los aranceles de Trump hunden las ventas del limón murciano en Estados Unidos


Los aranceles de Trump hunden las ventas del limón murciano en Estados Unidos

Las exportaciones de cítricos caen un 78% desde octubre y el queso de la Región pierde 4 millones de euros debido a la barrera comercial.

La Consejería y el sector agrario temen más represalias por la ‘tasa Google’, y reclaman compensaciones al Ministerio.

El consejero Luengo avisa al Gobierno central en una carta de que empresas exportadoras de la Región pueden cerrar sus puertas.

La ‘tasa Google’ recién aprobada por el Ejecutivo de Sánchez puede endurecer las barreras comerciales de Trump.

MURCIA. Un 78% menos de limón y pérdidas de 4 millones de euros en la venta de queso. Son los primeros datos demoledores para el sector agroalimentario de la Región de Murcia como consecuencia del incremento de los aranceles que impuso Estados Unidos en octubre del año pasado. El posible endurecimiento de esta barrera comercial ha llevado a la Consejería de Agricultura y a once organizaciones de los sectores afectados a reclamar medidas compensatorias y paliativas al Ministerio y a la Comisión Europea, tras alertar de los perjuicios para muchas economías locales y empresas familiares, que pueden verse abocadas al cierre.

Esta voz de alarma coincide con la oleada de protestas del campo. El temor a que se endurezcan los aranceles más allá del 25% depende de la respuesta que dará Estados Unidos a la ‘tasa Google’ que ha aprobado el Gobierno central. Si la Administración Trump impuso el año pasado las represalias comerciales a raíz del ‘caso Boeing’, ahora puede propinar un castigo añadido por el impuesto digital a las grandes corporaciones tecnológicas americanas.

Cuatro meses de impactos.

Sobre esta base, el consejero de Agricultura, Antonio Luengo, acaba de enviar una carta a la directora general de Producciones y Mercados Agrarios, Esperanza Orellana Moraleda, para que le informe de las medidas paliativas que está llevando a cabo el Gobierno central, habida cuenta del impacto que ya sufren los exportadores de la Región.

Un centenar de empresas agroalimentarias vendieron a Estados Unidos productos por valor de 40 millones de euros en el año 2018, principalmente cítricos, quesos, vino y aceite. El declive se notó a finales del año pasado. En el caso del limón, la caída es brutal para los cítricos frescos, con un 78% de descenso.

Entre el 1 septiembre de 2018 y el 15 de febrero de 2019 se enviaron 4.300.000 kilos. Un año después, han sido 922.000 kilos, informó ayer la interprofesional Ailimpo. El arancel del 25% equivale a 30 céntimos por kilo. Aunque EE UU no es el principal destino del limón murciano, se trunca la tendencia ascendente, ya que era un mercado de futuro con grandes expectativas comerciales, donde las ventas se multiplicaron por cinco solo en 2018. Ahora se ha perdido esa ventaja. Solo se libra el aceite esencial de limón.

Para los quesos, la Consejería de Agricultura estima una caída en las ventas de 4 millones de euros al año, más de una cuarta parte del total exportado en 2018, aunque el impacto cambia según las variedades. El sector del vino está evaluando el impacto. La mayoría de caldos que se exportan superan los 14 grados y el volumen de blancos es pequeño.

Las organizaciones que han suscrito con la Consejería el documento enviado al Ministerio representan a las Denominaciones de Origen de Jumilla, Yecla y Bullas, así como del Queso de Murcia. Se suman Fecoam, COAG, Apoexpa, Agrupal, Asaja, Ailimpo y Asevin. Señalan que los aranceles del 25% impuestos en octubre «redundan en caídas de ventas y pérdidas de beneficios y competitividad».

Sostienen que están afectando a las economías locales, perjudicando a un gran número de pequeñas empresa de carácter familiar lo que contribuye al aumento del desempleo y de la precariedad. De manera particular, destacan «el daño que esta imposición arancelaria está causando a las denominaciones de origen protegidas, que, de verse ampliada, pondrá en peligro la existencia misma de alguna de estas figuras de calidad diferenciada para las que este mercado es mayoritario y que garantizan que los productos que llega a la mesa de los consumidores cumplan con los estándares de calidad y excelencia».

Medidas paliativas.

Para hacer frente a esta situación, el consejero Luengo y los representantes del sector solicitan al Ministerio de Agricultura que se intensifique el diálogo entre las administraciones de Estados Unidos y la Unión Europea, y entre EE UU y España, para reconducir la actual situación. Creen absolutamente necesario que la UE y el Gobierno de España «establezcan medidas compensatorias urgentes que ayuden al sector agrario y agroalimentario regional». Señalan que además de buscar mercados alternativos, «deberían contemplarse incluso medidas de carácter financiero que impidan que empresas rentables y que generan riqueza y empleo puedan verse abocadas a su cierre por una coyuntura temporal».

También apremian a la UE a que prepare un plan de medidas paliativas para los sectores afectados directamente y para los que pueden estar en el futuro. «Pedimos a Bruselas y al Gobierno de España una mayor y mejor defensa del sector agroalimentario, tomando cuantas medidas sean necesarias para despejar las incertidumbres, favorecer su crecimiento, compensar los perjuicios que le causen acontecimientos ajenos y facilitar las condiciones de acceso y mantenimiento de mercado estadounidense», concluye.

Artículo públicado el jueves día 20 de febrero en La Verdad, por Emilio Buitrago.

https://www.laverdad.es/murcia/aranceles-hunden-entrada-20200220002747-ntvo.html