• SÍGUENOS:

14 de marzo de 2016

AILIMPO solicita al Magrama su Adhesión al Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria


La Ley 12/2013 de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria  permite a España disponer de una legislación pionera en materia de relaciones comerciales entre los operadores de la cadena alimentaria persiguiendo entre otros, dos objetivos que se destacan desde AILIMPO: evitar el desequilibrio en las relaciones comerciales entre los operadores de la cadena, y establecer un marco de competencia justa, que derive en beneficio del sector agroalimentario en general, y en el ámbito de nuestro trabajo, del sector de limón y pomelo.

Para AILIMPO, un primer e importante pilar de esta Ley es el relativo a la obligación de formalizar por escrito los contratos alimentarios. De hecho, y para la actual campaña de comercialización 2015/2016, AILIMPO de forma pionera procedió a revisar y actualizar los textos de los contratos tipo de la interprofesional. Estos contratos tipo fueron homologados por el Magrama a solicitud de Ailimpo, y publicados en el BOE. De esta forma los agricultores, comercializadores e industrias de transformación de limón y pomelo disponen del modelo de contrato oficial que demuestra con las máximas garantías el cumplimiento de la Ley.

El Código establece la obligación de usar los contrato tipo homologados que previamente han sido aprobados por la Interprofesional. Para AILIMPO “La adhesión al Código es una prueba evidente de la madurez del sector de limón y pomelo, y por esta razón desde la interprofesional estamos decididos a impulsar que productores, comercializadores e industrias del sector se sume a este proyecto”.

Un segundo pilar de esta Ley es el Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria que fue publicado en el BOE el pasado 18 de diciembre. Se trata de un elemento de auto-regulación de vinculación voluntaria que complementa las disposiciones establecidas por la Ley de la Cadena. AILIMPO ha solicitado hoy formalmente al Magrama su adhesión a este Código como organización interprofesional de ámbito nacional del sector de limón y pomelo. De esta forma AILIMPO reitera su compromiso con la Ley 12/2013 y los contratos tipo.

Para AILIMPO “Sin duda alguna se trata de un instrumento en el que hay depositadas grandes esperanzas ya que está destinado a ayudar a mejorar las relaciones comerciales en la cadena alimentaria. Su éxito vendrá determinado en buena parte si un importante número de agentes económicos del sector se adhieren al mismo, es decir si conseguimos que productores, cooperativas, comercializadores, industrias y cadenas de distribución se sumen de manera mayoritaria a este proyecto”.

La adhesión significa demostrar de forma pública el compromiso por trabajar en orden, funcionar de forma coordinada con el objetivo de que todos los eslabones ganen en la compleja estructura de la cadena alimentaria, y eliminar la estrategia cortoplacista de ganar a costa de que otros pierdan para dar paso a un escenario donde todos ganan.

VENTAJAS DE LA ADHESIÓN A ESTE CÓDIGO

El productor, cooperativa, exportador o industria figurará en un Registro Oficial del Magrama, que habilitará una web específica donde se dará publicidad de los operadores adheridos. Una vez inscritos, los operadores podrán utilizar la mención de «Acogido al Código de Buenas Prácticas Mercantiles en la Contratación Alimentaria», y utilizar el logo correspondiente oficial que creará el Ministerio de Agricultura. Por otra parte, la inscripción de los operadores en el Registro se tendrá en cuenta en la normativa reguladora de las ayudas y subvenciones que en relación con la alimentación y la cadena alimentaria se promuevan por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. 

En definitiva, se señala desde Ailimpo “es un instrumento de diferenciación y prestigio ante la Administración y dentro del sector”.