• SÍGUENOS:

31 de julio de 2007

Frío en Tucumán


Los limoneros ya sienten los rigores de las heladas. Aunque todavía se evalúan los efectos de las bajas temperaturas en los árboles, se notan síntomas de congelamiento en brotes y en limones chicos. La situación obligó a que en muchos frentes de cosecha se suspenda la actividad, lo que impacta en los empaques que envían fruta al exterior.
“La situación es complicada. En el caso del limón, se espera una disminución de la calidad de la fruta para exportación”, diagnosticó el secretario de Desarrollo Productivo, José Ignacio Lobo Viaña.

El citricultor Juan Zamora comentó que en su caso, como en muchos otros, tuvo que parar la cosecha de limones para asegurarse de no empacar fruta que pudiera estar helada. “Estamos recorriendo los campos, y la situación parece bastante grave”, subrayó. Los cítricos que no se exporten por haber sido dañados por el frío deberán ser destinados al procesamiento industrial. “Si la fruta no es molida de inmediato podría comenzar a avinagrarse o a pudrirse. El problema es que todos querrán sacarse cuanto antes de encima esos limones”, apuntó.

Por otra parte, Lobo Viaña reveló que se confirmaron pérdidas por las heladas en el sector hortícola de la provincia. “La situación dependerá de cómo evolucione el clima. Si luego del frío viene una ola de calor, el deterioro será rápido”, analizó.

 

Fuente: La Gaceta de Tucumán 13/07/07