• SÍGUENOS:

6 de octubre de 2006

Alarma en Tucumán por Greening


“Greening, peligro”. Bajo este lema, Tucumán afronta la amenaza de una de las más temibles enfermedades que afecta a la citricultura mundial. Actualmente está presente en 40 países de Asia, Africa, Oceanía y América. Hasta 2004 no estaba presente en el continente americano, cuando apareció en Araraquara, en el estado de San Pablo, Brasil, y en 2005, en el Estado de Florida, EEUU. El Huanglongbing o HLB (ex greening), afecta a todos los cítricos y sus híbridos. No existe variedad de copa o portainjerto resistente y ataca a las plantas de todas las edades. El agente causal es una protobacteria que circula por el floema, llamada Candidatus Liberibacter, de la que se conocen tres formas: africanus, asiaticus y americanus (estas dos últimas presentes en Brasil). La forma de transmisión de la enfermedad es por medio de plantas y/o yemas infestadas y por medio de un insecto.
Existen dos vectores capaces de transmitirla: Tryoza erytreae, presente en Africa, y Diaphorina citri, en países de Asia y en América. Este último es un hemíptero (Psyllidae) muy pequeño, 2 a 3 mm de longitud, cuyas características principales son las manchas pardas en las alas, que dejan un área central clara, y la posición que adopta el adulto al posarse en la planta, formando un ángulo de 45º. El insecto toma la savia vegetal no sólo de los citrus sino también de ornamentales ,como Murraya paniculada. Las características necesarias para el desarrollo de D. citri son temperaturas altas, más de 30º C, y su pico poblacional tiene relación directa con la disponibilidad de brotes tiernos. Su aparición puede coincidir con la del minador de los cítricos.
Los síntomas de la enfermedad comienzan con la aparición de una rama amarilla que se destaca del verde normal del resto del árbol. A medida que avanza la afección hay defoliación, caída de frutos y muerte de las ramas. Los frutos presentan manchas amarillas en la cáscara, menor tamaño, deformación, aumento del grosor de la cáscara y cambio del sabor.
Situación en el NOA: Para relevar al insecto vector y la enfermedad en las áreas citrícolas del NOA, la EEAOC elaboró un proyecto financiado por AFINOA. El resultado, a principio de este año, fue la detección de D. citri en Jujuy y en Salta, en plantas de naranjas y mandarinas. También se puso a punto la técnica de PCR para el diagnóstico de la enfermedad a la que fueron sometidas las muestras de aquellas localidades donde se encontró el vector. Por medio de la técnica molecular se tiene certeza de que el HLB no está presente en el resto del NOA.

 

Fuente: La Gaceta de Tucumán